A DIFFERENT INSIGHT

El proyecto global de todas las unidades internacionales de Dif, que amplia nuestro compromiso en compartir el conocimiento y las tendencias de los mercados.

 

 

El uso de las redes sociales a la hora de invertir

 

Twitter e inversión

En un mundo saturado de información, los inversores dan prioridad a aquella que es útil, sencilla de entender, rápida y al alcance de la mano.

No hay nada mejor que aprovechar los lugares que uno ya conoce o forma parte, porque si no nos encontraremos sumergidos en diferentes páginas web buscando información que pueda influenciar los precios, para así intentar adueñarnos de una tendencia a nuestro favor, ya sea alcista o bajista.

Las numerosas aplicaciones que se tienen en el móvil son el lugar ideal para que los inversores “pesquen” algunos datos relevantes y poder operar con noticias frescas y seleccionadas, en un intento de poder predecir oscilaciones del valor de las acciones, especialmente si las noticias son negativas, porque los movimientos bajistas tienen mayor volatilidad que los recorridos alcistas.

El inversor comprometido ha ido incorporando el Twitter a su vida diaria, buscando ahí información para su propio uso. El “momento” de un papel es importante, y esta red social logra captarlo mediante el rápido intercambio de opinión e información de muchos usuarios inversores, como si se tratase de un “reality show” donde cualquier persona pudiera opinar de cualquier cosa y seguir a quien quisiera (a no ser que sea bloqueado deliberadamente).

Las redes sociales son capaces de interpretar con rapidez el estado de ánimo de los inversores que son influenciados por el clima o la época del año. Facebook ha ido incorporando Inteligencia Artificial a su red para así poder predecir intentos de suicidio o comportamientos anormales.

Pero es aún más intrigante saber que se puede predecir mediante las redes sociales elementos que podrían permitir anticiparse a posteriores movimientos de acciones en el mercado.

¿Existe alguna evidencia empírica sobre si las redes sociales pueden darnos una idea de hacia dónde se dirigen los mercados? En ciertos casos, y para algunas acciones, las redes sociales agregan datos útiles para poder anticipar la evolución de un activo de riesgo tal como lo muestra un estudio hecho en 2010 tras realizar un análisis de 97 millones de mensajes que probó que existe una correlación del 87,6% a la hora de acertar el recorrido posterior del índice más famoso del mundo: el Dow Jones, en base a los mensajes emitidos en Twitter por los inversores.

 

Los índices de sentimiento de los inversores realizados a través de encuestas son lentos y caros. Mucho más efectivo y rápido es el uso del big data, que consiste en recabar muchísima información y poder determinar comportamientos para aplicar herramientas de marketing.

Y mejor si se complementa con las redes sociales: un estudio hecho en 2013 por Johan Bollen de la Universidad de Indiana, concluyó que las tendencias de los mercados pueden ser rastreadas en Twitter e incluso ser predichas.

Otro estudio realizado por la Pace University en 2011, hizo un rastreo de marcas conocidas como Nike y Coca-Cola. Representó en un gráfico su popularidad en las redes sociales y encontró que se correlacionaba con la evolución del precio de su acción.

Esto último generó todo un mercado de empresas que crean plataformas que escanean las redes sociales, miden el número de seguidores, reproducciones, mensajes y otras interacciones con las que cuenta, y, a través de su software, interpretan basándose en análisis de textos y sentimientos.

 

Redes sociales e inversión

 

Empresas como iSentium ofrecen, por 15.000 dólares mensuales, información estudiada en Twitter de algunas acciones para poder anticipar sus movimientos. MarketPsyc analiza las redes sociales y principales páginas web de noticias, para poder determinar el sentimiento de los inversores y asesorar al fondo MarketPsy Long-Short Fund LP con muy buenos resultados. El hedge fund Derwent Capital ha sido el primer fondo creado para operar los mercados mediante el uso de información disponible en Twitter en el año 2012. El hedge fund ya ha sido cerrado, pero no porque no diera ganancias, sino porque sus herramientas han sido vendidas a operadores (day traders).

Trendy Trade es otra plataforma más económica que ayuda a conocer cuáles son las acciones que pueden llegar a tener más movimiento y por qué, mediante el análisis de las menciones en redes sociales y noticias, buscando interpretar cuando un tweet o una noticia afecta de manera positiva o negativamente a una acción.

Facebook, Twitter y otras redes, permiten relacionarse con inversores analistas, economistas y personas de renombre que, de otra manera, no hubiese sido posible intercambiar opiniones sobre temas relevantes, y muchos de ellos influyen sobre los mercados. Un ejemplo es el de Carl Icahn, inversor activista en muchas compañías que es seguido muy de cerca: cada vez que menciona que su fondo ha incorporado acciones de alguna compañía, el movimiento al instante es directo.

El inversor minoritario tiene que conformar de manera inteligente una lista de personas o instituciones a las cuáles seguir o leer. Puede empezar al revés, y directamente ir a conocer todo lo que se ha escrito sobre determinada compañía escribiendo el símbolo “$” delante del ticket, como información sobre Amazon ($AMZN), o Petrobras ($PBR), o de cualquier otra compañía en la cual uno quiera mantenerse informado a lo largo de todo el día, ya sea antes, durante o después del horario bursátil, ya que la información fluye cada vez más rápido.

 

Muchos usuarios escriben recomendaciones concretas de trading o informan sobre lo que están haciendo, tratando de formar una comunidad de seguidores que después serán objetivo de una campaña de ventas de algún servicio premium pago, siguiendo a los que abren sus operaciones de trading con lujo de detalles, los cuales crean grandes cantidades de seguidores.

Así mismo, hay hedge funds que han creado estrategias basadas en el “ruido” que producen en Twitter. Dependiendo del volumen y de la cantidad de menciones en 140 caracteres que es el máximo que un usuario puede escribir en un tweet, muchos inversores institucionales han creado fondos que toman posiciones en los papeles que comparten esas características. Para ello, aprovechan el “momento” de los mismos y operan casi exclusivamente en base a menciones que saltan cuando se produce algún movimiento inusual, motorizados por noticias puntuales, como un resultado corporativo, una nota de prensa con información relevante por parte de la empresa, o alguna noticia puntual que interfiere y comenta el mercado de manera especulativa.

 

La importancia de Twitter va en aumento, tanto para las inversiones de muy corto plazo, como para aquella información que no sale ni en las terminales de Bloomberg ni en Reuters, pero que aparece primero en Twitter. Es más, esas dos terminales publican alertas que ofrecen distintos servicios que contratan usando información de Twitter para informar sobre el sentimiento alcista o bajista de muchas acciones.

 

Sala de Inversión

Contacto

Para más información de cómo tener acceso por favor contacte con nosotros: info@difbroker.com o llame al +34 91 354 08 38